Calçots con salsa romesco

Calçots con salsa romesco

Tenía muchísimas ganas de comer calçots con salsa romesco, es algo muy típico de de Cataluña, cuando llega la temporada de calçots es típico irse de calçotada a un restaurante, hacerla en casa de alguien que disponga de barbacoa o en algún merendero en la montaña.

Este finde al no poder salir del municipio me animé a comprarlos y he probado de hacerlos a la plancha y el resultado ha sido mejor de lo que esperaba, no es como hacerlos al fuego pero también han quedado muy buenos.

La salsa como en toda receta hay muchas versiones, nosotros os traemos la nuestra. En algunas recetas se le añade pan tostado pero nosotros no le ponemos, si no que añadimos más almendra y avellana para que quede más espesa. Y si os gusta el picante se puede añadir también una guindilla cayena. Hay quien añade algo de ajo en crudo pero para mi gusto pica demasiado.

Si os sobra salsa la podéis guardar en la nevera durante unos días y utilizarla para comer con carne o verduras a la plancha.

Ingredientes:

1 Manojo de calçots

Salsa:

2 Pimientos choriceros o 2 ñoras

1/2 Cabeza de Ajos

4 Tomates rojos

60 gr Almendras

60 gr Avellanas

Aceite de oliva

Vinagre

Sal

1 Cdta. de Pimentón dulce de la Vera

Elaboración:

Para hacer los calçots lo primero que hacemos es lavarlos bien ya que vienen con mucha tierra. Y cortar un poco la raíz.

Después solo tenéis que ponerlos en una plancha sin aceite ni nada y dejar que se hagan, dándoles la vuelta hasta que se tuesten por ambos lados y queden tiernos por dentro.

Yo he utilizado una plancha eléctrica. Aunque podéis utilizar una plancha para vitrocerámica o fuego.

Para la salsa lo primero es asar los tomates y los ajos, yo lo hice en una sartén a fuego medio, dándole vueltas para que se hicieran por todas partes, no es necesario ponerle nada, pero si queréis podéis agregar un poquito de aceite. Cuando estén hechos los pelamos y reservamos.

Ponemos un cazo con agua y cuando hierva escaldamos los pimientos unos 30 segundos por cada lado, y sacamos. Con cuidado le quitamos el rabito y las pepitas de dentro.

Añadimos al vaso de la batidora los tomates, los ajos, el pimiento, las almendras y las avellanas peladas, el pimentón, un chorro de aceite de oliva y una cucharada de vinagre y una pizca sal. Trituramos hasta que quede una salsa fina.

Probamos y según nuestro gusto podemos añadir algo más de aceite o vinagre.

Servimos los calçots con salsa romesco y a comer!

Consejito: Cuando compro calçots intento que no sean muy gordos así me aseguro que se hacen bien y quedan tiernos.

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies